¿Quiénes somos?

La historia de Gats de Barri

Gats de Barri es una asociación sin ánimo de lucro cuyo propósito principal es la protección y el fomento de la adopción de gatos abandonados en Vila-real, Castellón.

 

Nació en 2014, cuando Gemma Nácher tomó la iniciativa de fundar una asociación para rescatar a los gatos de la calle de una muerte casi segura. Registró la asociación en el ayuntamiento de Vila-real y comenzó su actividad de forma totalmente voluntaria y altruista con la ayuda ocasional de otras personas sensibles con la causa pero sin financiación externa.

 

Gracias al boca a boca, la asociación comenzó a aumentar el número de voluntarios comprometidos que acogían a los gatos en sus propias casas, sin ningún local ni refugio. Así, el equipo comenzó a crecer. Con el tiempo, la cúpula de la asociación cambió de manos pero el trabajo y las ganas de ayudar siguieron siendo las mismas.

 

En 2019, unas gestoras de colonia comenzaron a alimentar a los gatos que vivían en unos terrenos abandonados. La casa estaba en ruinas, abandonada y era usada por drogadictos. Poco a poco la limpiaron, retiraron los escombros, colocaron puertas, taparon ventanas y huecos, instalaron vallas… En definitiva, pusieron el edificio al día para poder albergar de forma segura a más animales.

 

A la dueña de los terrenos, Ana Gómez Viñes, le apasionó la idea de alojar a animales necesitados en ese solar descuidado, por lo que cedió el terreno a la asociación y, desde entonces, ese lugar pasó a ser nuestro refugio: Villagatuna, Villa para los amigos.

 

No os penséis que el refugio actualmente es un paraíso. Sigue en muy malas condiciones y con la mitad de las instalaciones apuntaladas y con riesgo de derrumbe, sin electricidad y con un único grifo que se logró instalar en 2023, pero al menos contamos con un terreno cercado y un techo bajo el que resguardar y cuidar de nuestros pequeños. Pero sigamos porque tiempo después llegó la época más difícil a la que hemos tenido que enfrentarnos.

 

A finales de 2021 nos contactaron por un caso muy grave de abandono animal: una persona enferma con el denominado Síndrome de Noé iba a ser desalojada de casa y sus gatos habían sido soltados a la calle. Acudimos a ver qué ocurría y lo que vimos nos partió el alma. Más de 60 gatos en condiciones lamentables, enfermos, desnutridos, con ácaros, resfriados, sin castrar, gatas preñadas… Ante tanto horror, aunque sin saber cómo nos las íbamos a apañar, los trajimos poco a poco a Villa.

 

Fue una época durísima de trabajo agotador, de muchísimas visitas al veterinario, dolor, rabia, pena… Se nos llenó el refugio, decenas de gatos por habitación, los más delicados en casas de acogida, otros fallecieron…

Esto supuso un antes y un después para Gats de Barri. Nos drenó en todos los sentidos. El trabajo de sacar adelante a tantos gatos de golpe y sin recursos fue devastador. Desde entonces arrastramos una deuda extraordinariamente alta que nos ha frenado por completo el poder recoger y salvar a nuevos gatos. Varios años después, en el refugio todavía tenemos a peludos procedentes del caso del Síndrome de Noé, completamente sanos, socializados y amorosos, pero que quedaron invisibles y no han logrado ser adoptados, a parte de muchos otros.

 

En estos momentos tenemos a unos 65 gatos en nuestras precarias instalaciones y una treintena más en casas de acogida. Nos encargamos de su alimentación y cuidados sin ayudas y gracias a la financiación y el trabajo de voluntarios, socios y Teamers. Tras muchas reuniones y ruegos, logramos que el Ayuntamiento nos asignara en 2024 una pequeña partida para pagar algunas deudas veterinarias porque algunas clínicas incluso habían dejado de atendernos y nuestros pequeños quedaban desamparados.

 

Actualmente, y dadas las malas condiciones del refugio, hemos tenido que desalojar algunas zonas por riesgo de derrumbe y, ahora sí, con ayuda municipal y de la propietaria de los terrenos, se ha planificado la construcción de un nuevo refugio en la parcela. Estamos en obras, pero avanzan muy lentamente.

 

Pero eso no va a impedir que sigamos luchando por los más desprotegidos. Nuestro compromiso con ellos es total y seguiremos ayudándolos hasta el final. Nos dejamos el alma en esto.

 

Si quieres formar parte de esta magnífica familia de amantes de los gatos, te damos la bienvenida. Toda la ayuda que puedas proporcionarnos será muy bien recibida y nuestros pequeños te lo agradecerán de por vida.

 

Porque no hay nada más noble que ayudar a quien no tiene voz. Y nosotros somos la suya.

 

Somos Gats de Barri

Nuestras acciones
En esta pequeña galería puedes ver algunas de las acciones que hemos realizado a lo largo de nuestra trayectoria para ayudar a gatos en peligro y recaudar fondos y medios.

Contacta con nosotros

Tu opinión nos importa. Escribe aquí tu mensaje y te responderemos lo antes posible. ¡Muchas gracias!

Donaciones

IBAN ES31 0128 0680 1301 0007 6992

Gats de Barri

info@gatsdebarri.com

*Como medida de protección y seguridad para nuestros peludos, la ubicación exacta del refugio queda restringida. Para visitar el recinto contacta con nosotros.

¿No puedes adoptar?

Descubre cómo echarnos una pata

HAZTE VOLUNTARIO

Ayúdanos dentro y fuera del refugio
Más info

HAZTE SOCIO

Desde 6 € al mes puedes contribuir a cubrir gastos
Hazte socio

HAZTE TEAMER

¡Ayúdanos con solo
1 € al mes!
Únete

HAZ UN DONATIVO

Dona lo que puedas. Todo ayuda
Donar
Scroll al inicio